Las mejores secuencias de la historia del cine (tercera parte).

Blog Freaksociety – Volvemos esta semana a mostrar cinco secuencias míticas (algunas más que otras) que hacen grandes a los directores que las rodaron y a las películas en las que aparecen, en lo que hace ya la tercera parte del especial dedicado a mostrar las mejores secuencias de la historia del cine (elegidas desde mi prisma particular, claro).

Para ver la primera parte de este especial, pinchar aquí.

Para ver la segunda parte de este especial, pinchar aquí.

Las-mejores-secuencias-del-cine-logo

Esta semana, tenemos cinco secuencias pertenecientes a películas de la calidad indudable e incontestable de “El Planeta de los Simios”, “Muerte entre la flores”, “Salvar al Soldado Ryan”, “Psicosis” y “Cantando bajo la lluvia”; así que en la presente entrada tocaremos los géneros de la ciencia ficción, cine negro o gansteril, bélico, el thriller de suspense o terror y el últimamente denostado musical.

EL PLANETA DE LOS SIMIOS

En un repaso a las mejores secuencias de la historia del cine, tarde o temprano tenía que aparecer esta mítica secuencia final de la película “El Planeta de los simios” (“Planet of the apes”), dirigida por Franklin J. Schaffner, que basada (con muchas libertades) en el libro “La Planéte des Singes” de Pierre Boulle (autor también de la novela “El puente sobre el río Kwai”)planteaba a modo de fábula de ciencia ficción, un alegato contra la guerra, la violencia y la brutal agresividad del hombre tanto contra si mismo, como contra su entorno y fauna con el que comparten planeta, así como una crítica bastante agresiva contra una religión intolerante hacia los caminos de la ciencia en debate contra la doctrina religiosa dominante (impagables todos los diálogos del Dr. Zaius sobre este tema).

El-planeta-de-los-simios-poster

Póster de demasiado descriptivo de "El planeta de los simios"

Interpretada en el papel protagonista por un más que correcto Charlton Heston (que irónicamente en vida siempre fue un firme defensor de las armas y la NRA), que aquí se nos presenta como un hombre melancólico que reniega de la raza humana por su egoísmo y afán destructivo, y acaba por llegar a una especie de mundo al revés, que paradójicamente está unido al suyo al compartir los mismos defectos en cuanto a violencia e intolerancia.

“El Planeta de los Simios”, no se limito a funcionar solo como un simple alegato aleccionador, si no que Schaffner además nos regaló una excelente película de aventuras anclada en la ciencia ficción, con un final que marcó un antes y un después en eso del final sorpresa con mayúsculas.

MUERTE ENTRE LAS FLORES

Los hermanos Coen realizaron con este “Muerte entre las flores” (“Miller´s Crossing”), un homenaje/reinvención del cine negro y gansteril de los años 40, que en vez de limitarse a copiar lo establecido dentro del género, insuflaba nuevos bríos y recreaba el ambiente de un cine que llevaba ya bastante tiempo sin hacerse.

Muerte-entre-las-flores-poster

Póster de "Muerte entre las flores", o "Miller´s Crossing" si prefieres el original y más ajustado título

La película está basada en algunos textos del gran Dashiell Hammett, hecho que se nota de manera notable en los continuos latigazos ingeniosos que se lanzan los protagonistas en unos remarcable diálogos made in Coen (sobretodo los recitados notablemente por un Gabriel Byrne en estado de gracia al dar vida al maquiavélico siempre entre la espada y la pared Tom Reagan).

La escena de esta película que merece estar entre las mejores de la historia del cine es una esplendida secuencia de tiroteo con metralletas Thompson, sin diálogos y conducida por un magistral Albert Finney, sazonado todo ello musicalmente por el archiconocido tema popular irlandés “Danny Boy” (de la mano de Frank Patterson), y orquestado de una manera sublime tanto en su puesta en escena como a nivel de montaje.

PSICOSIS

Para que no me acusen de no mostrar las secuencias míticas del cine, esta escena vista una y mil veces, debe figurar en cualquier lista de mejores escenas de la historia del cine que se precie de serlo, porque quizá estemos ante la secuencia más reconocible de la historia del cine, que consiguió sin duda después de que fuera rodada, que algo tan normal como el ducharse nunca volviera a ser lo mismo (aunque sepas con seguridad que esto no es fácil que pueda pasarte a ti, algo en el interior de tu subconsciente, siempre está alerta hacia cualquier movimiento extraño que atisbes a través de las cortinas de la ducha).

psicosis-poster

Uno de los póster de la fenomenal "Psicosis"

Poco se puede decir sobre “Psicosis” (“Psycho”)  que no se halla dicho ya mil veces antes; dirigida por el gran Alfred Hitchcock en 1960 y basada en la novela homónima “Psycho” de Robert Bloch, que inspiraba su argumento en los crímenes reales de un asesino en serie del estado norteamericano de Wisconsin, esta obra maestra del cine igualmente hipnotizadora que desasosegante, rematada con una esplendorosa banda sonora compuesta por Bernard Herrmann (que es de las que se te quedan para siempre en el cerebro), es una clase magistral en todos y cada uno de los sentidos en esto llamado por muchos séptimo arte.

Interpretada de manera magistral por joven Anthony Perkins (al que siempre le marcó este papel) y una sexual y recordada Janet Leight, entre otros, la película pasó y se quedará siempre entre las mejores de la historia del cine.

SALVAR AL SOLDADO RYAN

La siguiente escena elegida es la larga secuencia inicial del desembarco en Normandía, perteneciente a la película “Salvar al Soldado Ryan” (“Saving Private Ryan”), que Steven Spielberg dirigió en 1998, y que podía haber sido bastante más notable, si el guion hubiera estado más trabajado y no hubiera dado tanta cancha al maniqueísmo en su desarrollo (espina que se sacó al producir la espectacular serie de HBO “Hermanos de Sangre”).

Salvar-al-soldado-ryan-poster

Póster de "Salvar al soldado Ryan"

En esta cinta con principio de infarto donde nos narra a pie de arena, cámara en mano, y al más puro estilo corresponsal de guerra; con crudeza (sin despreciar el “gore”), violencia y ritmo frenético, el desembarco del famoso “Día D” (6 de junino de 1944) acaecido en la francesa “Playa Omaha” por parte de las tropas norteamericanas, y lo duro, brutal y sin piedad que se supone es una acción de guerra.

Protagonizada entre muchos otros por Tom Hanks y fotografiada con maestría en tonos degradados por Janusz kaminski (colaborador habitual del director), con una puesta en escena espectacular y una dirección soberbia, es en definitiva un espectáculo fílmico apabullante que deja claro que Steven Spileberg, maneja a la perfección todos y cada uno de los recursos cinematográficos a su alcance.

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

El género de los musicales que tiempo atrás gozó de una salud de hierro, no pasa ahora por su mejor momento (si descontamos las representaciones de estos los teatros), pero o mejor dicho, debido a ello,  la inclusión de esta secuencia aquí era algo obligatorio y necesario.

Dirigida por el talentoso Stanley Donen en 1952, “Cantando bajo la lluvia” (“Singin´ in the Rain”) es quizás el mejor musical de la historia del cine, al narrarnos una historia que consigue que permanezcamos atentos a la pantalla sin perder por un segundo una cómplice sonrisa de oreja a oreja.

Cantando-bajo-la-lluvia-poster

Póster del genial musical "Cantando bajo la lluvia"

Un magnífico reparto encabezado por un sobresaliente Gene Kelly, respaldado por una encantadora Debbie Reynolds y un Donald O´Connor que borda su rol de contrapunto cómico y apoyo incondicional del protagonista, hacen de esta joya del cine de obligado visionado (obligado visionado cada cierto tiempo me atrevería a decir), una película redonda en todos los sentidos y un ejemplo de lo que debería ser hacer buen cine (independientemente del género que sea).

Que se puede decir de esta secuencia, que está entre las mejores de la historia del cine, con una coreografía prodigiosa y pocas veces igualable, que muestra de manera prodigiosa la sensación que experimenta Gene Kelly al estar enamorado y ser correspondido, y que consiguió al igual que la secuencia de la ducha de “Psicosis” (vista más arriba), que nadie volviera a ver la lluvia de la misma manera.

Terminamos ya por hoy, esta tercera parte de las mejores secuencias de la historia del cine, agradeciéndoos vuestra presencia y prometiendo al igual que el T-800 interpretado por Arnold “Volveré…”.

Javi Cano.

Anuncios

Acerca de jjorel

Con estudios de cine y un amplio espacio de tiempo trabajando en agencias de publicidad, decido establecerme por cuenta propia y abrir la librería especializada Keystone Comics. Llevo los blog Freaksociety.wordpress.com y Hablando de cómics.wordpress.com.

Publicado el 26 febrero, 2012 en Alfred Hitchcock, Anthony Perkins, Cantando bajo la lluvia, Charlton Heston, Dashiell Hammett, Debbie Reynolds, Donald O´Connor, El Planeta de los simios, Franklin J. Schaffner, Gabriel Byrne, Gene kelly, Janet Leight, La Planéte des Singes, Los hermanos Coen, Muerte entre las flores, Pierre Boulle, Psicosis, Psycho, Robert Bloch, Salvar al soldado Ryan, Stanley Donen, Steven Spielberg, Tom Hanks y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: